Apocalípticos y pentecostales

Yo me confieso como parte de los apocalípticos, yo acepto que a pesar de que Fabricio pierda el 1º de abril ya algo se ha trastornado en el país, ya las fronteras del siglo XXI se retrajeron y las luchas que se creían ganadas se evidencian como victorias pírricas o cuando mucho como un knock-out técnico, carente de cualquier contundencia.

Colapso.

El texto, en su linealidad, no es capaz de describir por completo la escena, porque no es una escena estática. Es un cuadro en movimiento, o más bien es una multitud de cuadros en movimiento, como un mosaico de películas diferentes, atadas todos por el estruendo del colapso.