Hola.

Mi nombre Julián y este es mi blog. En algún momento el blog fue más amplio, pero de eso ya fueron 10 años.  

El último primer día

 Aunque el título suene medio nostálgico -y en parte lo sea-, es más bien algo más matter-of-factish. Por el hecho de que en sí el día fue bastante 'estándar'. Aproximadamente 4 años (y una hora o algo así) después de ir por primera vez a la U como estudiante también estaba en la parada de San Ramón, cagándome en el servicio de buses y esperando al 'carruaje del pueblo'.

El bus iba poblado de un que otro niño/infante/creatureja que tenía toda la pinta de ir a su primera clase de generales, su 'primer día de clases sin uniforme'; yo mientras tanto seguía enrumbado a San José para ir a clases de franchute. (Y para encontrarme inevitablemente y no saludar al Amigo de Todos lo Niños allá).

Uneventful as it was, el día prosiguió con una visita al sacro-santo Instituto Charlatán de Electricidad para un adorable trámite celular (de esos donde el tiempo en la fila es como veinte veces superior al tiempo que dura el trámite en si).

Luego de un intermezzo pretilístico inició el semestre con la archi-recontra interesante clase de Rodolfo Arias. Es posible que el curso llegue a ser interesante, pero como buen primer día este brilla por ser tedioso, con la lectura de la carta al estudiante en un estilo que parece más apropiado para el sermón de los domingos. “Y dijo Rodolfo a los monigotes, seréis evaluados con dos exámenes de 20% cada uno.(¿Para la casa?)” Primera Carta de Rodolfo a los Monigotes. Capítulo 3, Versículo 14.

En un raro evento en la vida computín, hubo un segundo intermezzo pretilístico. (Ya a estas horas el pretil no parecía ser tanto una guardería, ni un kindergarten. Pero aun así, había demasiados niños). (Toda la Anspielung a la ‘precocidad’ de los nuevos ingresos es para camuflar el inevitable sentimiento de envejecimiento).

Finalmente el segundo curso del día. Arquitectura de Software ó Jeopardy. Por momentos la clase pareció el set de Jeopardy ante las múltiples preguntas de ‘trivia’ de historia de computación. “I’ll take Object-Oriented Programming for $800, Willy!”.

Después de que nadie acertara nada. (En algún momento el formato pasó a ser algo más ‘Wheel of Fortune’: “I’d like to buy a vowel, Willy. I want an O”).

Por inercia, après les classes fuimos a dar a la Calle de la Amargura, para comentar los eventos, dichos y personajes de este último primer día.

From Russia with Absence

La iPOdisea