Hola.

Mi nombre Julián y este es mi blog. En algún momento el blog fue más amplio, pero de eso ya fueron 10 años.  

"Utopía de un hombre que está cansado"

Para Borges no era más que un sueño, un paisaje lleno de imágenes difusas entre las cuales con mayor claridad recuerdo la mención de la abolición del artefacto infernal (inevitablemente oriental) que multiplicó vertiginosamente la cantidad de libros hasta el punto de lo ridículo: Borges soñó un mundo donde no había más imprentas. La realidad nuestra es diametralmente opuesta: el hombre –siempre amante de lo hiperbólico- creó por fin una ineludible imprenta total, ya no se trata solamente de la proliferación de lo impreso, de gruesos tomos de blancas hojas manchados por la prosa negra de nefastos autores que hayan tan fácil forma de contaminar al mundo con sus ideas, ¡no!, se trata también la etérea, fatigante y omnipresente red de redes, en la cual cada hombre es autor, editor y lector; y peor aún: omnisciente y sabio juez.

Esta no-tan-novísima Biblioteca de Babel cuyo índice contiene acrónimos de tres letras camuflados como sufijos a nombres propios que encierran en confusas codificaciones binarias electromatemáticas disertaciones absurdas, volúmenes casi-infinitos de palabras repetitivas, pensamientos dirigidos a nadie en particular pero que contaminarán más de una mente (sí, este blog es uno de ellos).

¿Sería mi vida (o cualquier vida) más provechosa si se leyeran solo una docena de libros? ¿Y se releyeran una y otra vez? (¿Podré, al menos, elegir los volúmenes como el 'Time Traveler' de Wells?, igual no importa esos pocos tomos constituirán mi saber. Sólo eso y nada más.) Sea tal vez cuestión de cansancio, pero preferiría esa alternativa a pasar inmerso en la lectura de una cantidad indeterminada de ‘deóces’, o de ‘pepetés’ que no valen los electrones por los que transitan y se manifiestan en un lienzo de cristal líquido (o cañón catódico).

¡Vulgar Internet que ha hecho proliferar autorcillos y luminarias con la misma brillantez de una luciérnaga! ¡Ea, arrabal virtual dónde cada hombrecillo insignificante es un genio o un semi-dios y puede publicar sus ‘Pensamientos’ bajo la convicción total de su relevancia (sin darse cuenta que solo repite palabras ajenas)!

(Al menos los que entran aquí saben que lo que van a hallar distará de cualquier seriedad, o convicción; contrario a tantos otras creaturas en la blogósfera, yo reconozco y acepto que mis escritos no son más que grafitis, garabatos ideológicos, tan sofisticados como un dibujo a lápiz en el margen de un cuaderno).

Para dicha o desdicha quemóse alguna vez la Biblioteca de Alejandría; aunque el fuego purgase obras de Aristóteles, Euclides y otros poetas o sabios también habrá librado al mundo de los PMBOKs, los “Pensamientos Arquitecto-centrales” o ATAM, SAAM, o SATAMs de esa época. No abogo por una nueva edad oscura, pero sí quisiera sentir el pasar del tiempo que dicta contundentemente quién o qué resulta verdaderamente trascendental o importante; mientras más rápido y más cuantioso se publique, más rápido también se debería descartar y olvidar.

Time ain't on my side

Cruzada