Hola.

Mi nombre Julián y este es mi blog. En algún momento el blog fue más amplio, pero de eso ya fueron 10 años.  

Requiem for the American Era

A veces, a pesar de todas las charlatanerías, de todas las irreverencias, de todas las crípticas entradas en el blog hay que saber hablar de algo de realidad.

Tal vez no sea un ensayo trascendental para la historia de la geopolítica mundial, pero a veces hasta este blog tiene que dejar de lado la charlatanería (o al menos camuflarla en sagaces comentarios entre paréntesis) para hablar del sucesos que le dan forma al mundo.

Al rato el mundo baraja las cartas de formas interesante, ayer, en medio de un habitual zap-zap-zap nocturno tuve la oportunidad de ver una entrevista que le hacía Larry King a Mahmoud Ahmadinejad (ya aprendí a escribir ese nombre). Yo sé que la entrevista era en gran parte puras Public Relations para mejorar el nombre de Irán, pero en cierta forma la visita, la entrevista, el tono casual con el cuál Ahmadinejad abordaba temas como las elecciones estadounidenses, los judíos e Israel, las ambiciones nucleares persas y todo lo demás.

'Mahmoud en New York', tenía algo de 'Nixon en China', y en estos días, esas visitas ONUescas (ayer también estuvo Evo Morales justificando la expulsión del embajador gringo ante la Asamblea General de la ONU), donde luego Dubya trató de calmar a la economía global hablando de su gran plan intervencionista.

Toda esta parafernalia diplomática al rato ayuda a aliviar los fantasmas que asustan al otro lado de New York, donde especulaciones y petróleos vertiginosamente ascendentes tienen en jaque a la economía.

En esos giros irónicos de la historia, algún cizañoso periodista rescató una portada del "New York Daily Investment News" del 25 de Octubre de 1929 que titulaba alegremente: "Stock Market Crisis Over". Cuatro días después se desplomaba Wall Street, así como se desplomaban los ejecutivos de la épocas desde los rascacielos.

La crisis estadounidense, no se va a solucionar con los parches supuestos por Bush, soluciones a corto plazo que convierte a AIG en un zombie del estado, undead. Esta All-American Crisis no es un bache en la sana vida económica, es un síntoma de un cambio mundial. Si se quiere para EE.UU. la crisis significa redescubrir su lugar en el mundo. La crisis es la última medida para obligar a una adaptación. Aunque no lo vayamos a sentir por mucho tiempo aún, estamos viviendo tiempos de cambios decisivos.

Caras en el Bus

La Cucaracha en el Supermercado