Hola.

Mi nombre Julián y este es mi blog. En algún momento el blog fue más amplio, pero de eso ya fueron 10 años.  

Itinerario de Dos Ticos Un Dia En Viena

Desde la parte de abajo del camarote, empezó a sonar la melodía polífónica del celular que funge principalmente como alarma de uno de nuestros protagonistas (recordemos que el celular de nuestro políglota y ojiverde protagonista se perdió en algún antro Moscovita). Volvamos a nuestra escena, eran las ocho de la mañana y la alarma comenzaba a sonar, rápidamente nuestro protagonista porteño la apagó. Mejor dormir cinco minutos más, aun podrían ir a agarrar el desayuno que terminaba a las diez. Con el fin de ahorrarme narrar la repetitiva escena de alarma que suena, y Protagonista Porteño que la apaga, mejor digo que a las diez y media todavía estaban en sus respectivas camas, recién quitándose de encima la pereza y el cansancio.

Como a las Once y Algo salieron del Wombat Hostel (donde en el Wombar la noche anterior estuvieron cantando 'De Música Ligera' y tomando Cerveza Austriaca un domingo en la noche) hacia la Ciudad.

Alrededor del mediodía y sus menudencias vieron las Sights, Stephansdom, Oper, Hundertwasserhaus, Museumsqueartier, Casa de la Rata (Rathaus, según Di Mare), y un poco más, también se despidieron de algunos Euros que se transmutaron en una sueta (una que espero no sea como mi sueta anterior -la que al final toooodo mundo tenía-) y un par de Schnitezels.

Siempre hay más que hacer, mucho que ver: Mercados Navideños y Palacios. Volver al Hostel y volver a salir. Ir al cine, salir tarareando el Theme Song de James Bond. Salir creyéndose agente secreto, deseando encontrar esa Chica Bond, esa aventura, ese villano y todo lo demás.

Gajes del Turismo

Hojas Amarillas en la Moldava