Hola.

Mi nombre Julián y este es mi blog. En algún momento el blog fue más amplio, pero de eso ya fueron 10 años.  

Por unos cuantos Colones Más

Hay que iniciar como debe iniciar cualquier Western, con la inconfundible música de Ennio Morricone y la imagen panomárica del árido paisaje desértico. Se trata de una tierra de forajidos y de buitres repleta de animales carroñeros que luchan hasta la muerte por el más mísero pedazo de carne o por unos cuántos colones de más, tal vez sean 5,25 colones.

Sube el sol hacia su cénit, los pistoleros se encuentran en las calles del pueblo. Las puertas están cerradas, detrás de los vidrios se amontonan los curiosos, tal vez el único espectador con algo de sensatez sea el sepulturero que sabe bien quién será vencedor y quién vencido. Sospecho que el resto del pueblo se divide entre apoyar lo correcto y lo cómodo.

El duelo me lo imagino anticlimático, como leer un libro de historia, pues al fin y al cabo se sabe lo que tiene que pasar, lo que pasará. Los carroñeros que consideran que su comodidad relativa puede aferrarse a los 1,5 colones por mensaje yacerán en el polvo. Los 5,25 colones se impondrán con toda la razón del mundo. Es ridículo (y sí esa es Le Mot Juste) pensar que un mensaje puede costar $ 0,002. (Yo sé, yo sé, no somos una economía dolarizada, tenemos al orgulloso y capacaído colón, pero las órbitas tecnológicas donde se movilizan todo lo que son aditamentos y equipos telemáticos sí se gasta en dólares), es ridículo pensar que tras siete años de funcionar con esa misma tárifa no sea necesario un ajuste. (Casi que solo por ajustes por Inflación lo mínimo debería ser alrededor de 3,75 Colones)

Sí, el recibo vendrá más caro. El viejo Oeste será más árido, no hay muchas soluciones y cada uno se tendrá que adaptar, porque el aumento es una certeza, por más berrinches y ‘días de no usar el celular’.

Noticias del Domingo

Ajuste de Cuentas