Hola.

Mi nombre Julián y este es mi blog. En algún momento el blog fue más amplio, pero de eso ya fueron 10 años.  

Rambling On

Calamaro canta en inglés, mi gata bosteza con una sinceridad encomiable y desde este ángulo en particular puedo ver el tono áureo de las escasas nubes que sobrevuelvan San Ramón de Tres Ríos.

Ahora Calamaro volvió al español y la gata ya se está dando su baño pero yo sigo viendo nubes y divagando entre ellas, como dando brinquitos y evadiendo toda pesadez. Mis días son también como nubes, algunos son de lluvia, otros de tormenta, otros son los escasos días de verano. Tampoco quiero exponerme al prevaricato, no quiero hacer que esta entrada suene a apología ni a justificatoria de mis días. Quiero que sea lo que es, una bloße Übung der Feder como mintió María Estuardo en la epónima tragedia de Schiller.

(Sí, algunos se asombrarán de que recuerde una cita con escasa importancia de una obra de teatro semi-olvidada. Ocurre que del cole recuerdo sólo escasas pero curiosas cosas. Sofía podrá atestiguar esa selectividad memorística).

He gastado o invertido (en tiempos de crisis una no se distingue de la otra) horas en leer artículos en Internet, noticias y fichas enciclopédicas aprendiendo más datos inútiles que en poco enriquecen al mundo. Sé ahora que los estudiantes de informática de países desarrollados outsourcean sus tareas al tercer mundo por medio de portales como getacoder.com. Sé que hay un mamífero llamado Aardvark que aun representa un enigma para taxónomos y su eterna fascinación por agrupar todo en familias y que sufren al no encontrar parientes cercanos para este pequeño animal. Sé que la Reina de Inglaterra usa Twitter y que los Elefantes tienen el cerebro más grande entre todos los animales y que pueden entrar en un estado de ira total.

De mi querido país no digo mucho, no me ha vuelto a sorprender con ningún nuevo atropello al sentido común o a la coherencia,  lo cuál es sólo síntoma de que alguna gran caballada pronto se asomará por el horizonte. [Aunque la telenovela sobre el Río San Juan nos mantiene entretenidos]. No sé si será porque me dejo impresionar porque la Nación está cada vez más delgada, pero tengo la impresión de que cada vez hay menos transcurriendo en este país.

La Mujer Gorda Que Compraba Embutidos

El Ataúd Sobre el Carro