Hola.

Mi nombre Julián y este es mi blog. En algún momento el blog fue más amplio, pero de eso ya fueron 10 años.  

Stormy Weather

Las luces están apagadas, las cortinas abiertas y la gata está inquieta, viendo por el vidrio pero a la vez no, parte de su naturaleza felina de hacer cosas sin hacerlas, parcialmente pendiente de algo que pretende ignorar. Claro, lo anterior tiene poco sentido, poco de particular, imaginar las cortinas abiertas y las luces apagadas sería perfectamente normal si fueran las diez de la mañana, las dos de la tarde, o la perezosa hora del crepúsculo donde se exprimen esos últimos rayos de sol previos a la penumbra cotidiana. Lo cierto que es son alrededor de las nueve y media de la noche. Las cortinas están abiertas porque quiero ver a través de ellas, las luces apagadas porque espero otra iluminación (más allá del resplandor electrónico del monitor), y la gata está nerviosa por la tormenta eléctrica.

Existe en ella una belleza caótica, una belleza compuesta; porque no es sólo el rayo que cae, el trueno que nos abraza, o la lluvia omnipresente, es la combinación de todos. Los múltiples rayos que de repente iluminan al mundo con algo que realmente sólo se puede atribuir a algún dios, esa certeza fulminante, ese blanco total, tan efímero pero impactante. Y son varios, cae uno y luego otro, y a veces con el cielo nublado no se nota ni dónde cae, porque toda la bóveda celesta se ilumine totalmente, y luego la sigue el trueno, alargando su gruñido en el tiempo y el espacio; por unos segundo todo es la respiración detenida y el rugido del trueno perdiéndose en todas las distancias a la vez, haciendo recordar al rayo que lo creó.

No digo mucho más, la verdad, veo por las ventanas bien abiertas los rayos que caen, y los quiero seguir viendo; es como ver un monumento, una obra de arte y absorberla, no verla por medio de los ojos abiertos de un curioso, sino con la mirada calmada de un conocedor; veré la tormenta, los rayos que caen, dejaré que los truenos rujan a mi alrededor.

Que llueva, que truene, que caigan rayos; que las tormentas a veces también son bonitas, sí se saben apreciar.

The Times They Are A-Changin

A Little Less Conversation