Hola.

Mi nombre Julián y este es mi blog. En algún momento el blog fue más amplio, pero de eso ya fueron 10 años.  

Escribir más. Escribir de nuevo.

Escribir más. Escribir de nuevo.

Hace mucho tiempo, cuando mi blog era un blog de wordpress, algo así hace como diez años cuando inicié el blog por primera vez yo escribía mucho. 

Escribía a puro ego, guiado por la inevitable noción de que las cosas que decía eran importantes. Varios años de madurez me han enseñado algo de humildad y he optado muchas veces por el silencio. La vida no es un gran argumento a conquistar, no hay un trono para quienes posean una solemne y autoritaria y magnánima verdad. 

Lo difícil ahora más bien es retomar la escritura. Retomarla como una actividad íntima y constante que puedo realizar a diario, como un antídoto a las monotonías de la rutina. 

No prometo constancia, esa debería ser natural, fluida como un río una vez que el caudal crezca. Por el momento es nada más es un propósito leve. No prometo discusiones profundas, opiniones severas ni nada de eso. Sin caer en los infiernos de la poesía expresionista, creo que este blog articulará ideas y pensamientos personales. 

Apocalípticos y pentecostales

Apocalípticos y pentecostales

Eire

Eire